SELECCIÓN ARGENTINA | LEANDRO PAREDES

"Todos queremos que Messi sea la primera opción"

En una entrevista al medio oficial de la AFA, habló de todo: su adaptación al fútbol italiano, el grupo de la Selección Argentina y su salida prematura de Boca Juniors.

"Todos queremos que Messi sea la primera opción"

Leandro Paredes, habló en una extensa charla para el sitio de la AFA y explicó sus sensaciones con la Selección Argentina, la inserción de Lionel Messi al nuevo grupo, el cambio de enganche a número cinco, la adaptación al fútbol europeo y la desilusión de no estar en Rusia 2018.

  • Centrocampista
  • Argentina

Paredes y la Selección Argentina:

"Por suerte me tocó hacer todas las juveniles de Sub-15 a Sub-20, disfruté mucho estar en la selección y dormir en el predio. El 'Negro' Enrique fue el primero en citarme. Nos quedabamos Lunes, Martes y Miércoles y el que podía, se quedaba a dormir. A mí me encantaba quedarme. Es increíble, me tocó vestirla de chico y lo disfruto mucho o más que ahora".

El grupo de la Selección Argentina:

"No se tuvo que hablar nada. Se dio así, el grupo está como se ve, es un gran grupo, la gente, los periodistas se dan cuenta de eso. Puertas adentro tenemos un grupo muy unido. Nos adaptamos muy bien a la gente que estaba".

El trato con Lionel Messi dentro del campo:

"Hablo como con todos mis compañeros. Estoy mejorando el tema de no dársela siempre porque no siempre es la mejor opción. Todos queremos que sea 1° opción pero no siempre es la mejor. Si lo encontramos con ventaja, hará mucho daño. Hay que tratar de encontrarlo con ventaja, si le das la pelota con el cinco o los dos centrales adelante de él, no tendrá ventaja. Si es por detrás, hará mucho daño. Salvo que sea muy clara y no se la diste, no se enoja si no le das la pelota".

La inserción de Messi al grupo de la Selección:

"Nosotros con Rodri (De Paul) agarramos el mate, fuimos a tocarle la puerta a jugar al truco, nos recibió muy bien, jugamos torneos con los 23 jugadores, utilería, médicos. Ahora él pregunta dónde están las cartas. Él liga mucho, juega muy bien, también está el Kun (Agüero). Hicimos un chat en la Copa América y quedó".

La relación de Leandro con el 'Negro' Enrique:

"Es un fenómeno. Siempre me dijo que pretendía que haga del fútbol mi vida, que disfrute, que tenía todo para hacerlo, siempre creyó en mí y le agradezco muchísimo. Yo jugaba de enganche y era vago como él decía, no corría mucho. Me dijo que él era el único vago y había que correr. Hablo muchísimo con él, con su familia, tengo una relación muy buena".

¿Cómo controlar el éxito prematuro a los 16 años?

"Tuve la suerte de tener a mis padres, mis hermanas, mi mujer, que nos conocemos hace mucho, siempre me mantuvieron con los pies sobre la tierra. Iba a ser difícil para mí con 16 años, pero tuve la suerte de tener a mi familia y amigos que me mantuvieron con los pies sobre la tierra. Creía que podía dar más que lo que pensaban los entrenadores. Cada DT tiene su pensamiento y reacciona a lo que piensa y ve".

La salida de Paredes de Boca:

"Mi idea era quedarme más tiempo en Boca, no irme tan temprano. Tuve que tomar una decisión, en su momento fue dificil, pero salió bien y estoy muy feliz. Siempre la decisión la tuve yo, estoy feliz con la carrera que estoy haciendo. Llevaba 6 meses sin jugar, luego la lesión que me dejó mucho tiempo afuera y fue el empujoncito que necesitaba, la patada de Orion. Ya pasó mucho tiempo, tuve 2-3 años recordándola todas las mañanas porque me levantaba y me dolía, me acordaba de Agustín, pero no pasa nada, hoy estoy feliz, contento con mi club y la Selección".

La adaptación al fútbol italiano:

"Italia te enseña todo, a perfilarte, jugar rápido, a leer el fútbol, ser más inteligente tácticamente. Son muy diferentes los entrenamientos, son muy tácticos, te meten mucho en la cabeza la táctica. Uno siempre quiere jugar, llegaba a un club muy importante y tenía por delante al ídolo más grande de la Roma como Totti y yo seguía siendo enganche. El primer año jugué 14-15 partidos solamente y fui a Empoli".

La reconversión, de enganche a volante central:

"Fui a préstamo a Empoli y quería jugar. Jugué solo 20 minutos el primer partido y apenas llego, me llama el entrenador para que juegue de 5, que tenga la pelota y era el único de esas características para hacerlo. Le dije que no tenía ningún problema y contra Fiorentina hice mi mejor partido, me encantó mi posición, estar en contacto con la pelota y jugar de frente al arco".

El manual del 'número cinco' actual:

"No quería que salga a los costados, siempre tienen que jugar conmigo, a mí me encantaba, me la daban siempre a mí, recibía la pelota cada 5-10 segundos y me encantaba. Quería que siempre juegue para adelante. Yo miro a Pirlo, lo miro muchísimo, para ese estilo de juego es el mejor de todos. Trato de ver a los mejores, saber dónde están tus compañeros antes de recibir la pelota".

La desilusión de no estar en Rusia 2018:

"Tenía la ilusión y las ganas de estar ahí, muy muy grandes. Estaba cerca de estarlo. Tuve la mala suerte de no estar pero son decisiones que los entrenadores toman y hay que respetar. Lo hablé con Paulo Dybala que es muy amigo mío y le tocó ir, me mandó mensaje a ver cómo estaba. Cuando vi la lista y estaba con todos mis amigos y fueron los primeros en 'consolarme'. Tenía la ilusión de estar, hablé con el entrenador y estaba contento con lo que había hablado. Cuando ví la lista, se me cayó el mundo abajo".

La autoexigencia:

"Yo no sé si juego bien hasta no ver el partido. Soy muy exigente conmigo mismo, pido la cámara táctica al club para poder ver mi posicionamiento y las cosas que sé que no hice bien durante los partidos".

El uso del GPS:

"No me cambia saber si corrí mucho o corrí poco. No me cambia saber cuánto corrí, no creo que sirva de mucho".