Temas del día Más temas

SELECCIÓN ARGENTINA

Proyecto de selección: así trabaja Argentina en inferiores

La cúpula de juveniles de Argentina comandada por Bernardo Romeo, Bocha Batista, Pablo Aimar y Diego Placente atiende a AS para contar cómo se trabaja en la AFA.

Proyecto de selección: así trabaja Argentina en inferiores

Argentina es sinónimo de fútbol y eso es algo que todo el mundo sabe y conoce. En el fútbol, perder es lo normal, sólo puede ganar uno. Eso, en Argentina, casi que no está permitido. En Argentina siempre se quiere y se tiene que ganar. Ser segundo, para muchos, no sirve. Pero no estamos hablando del primer nivel, no. Hablamos de equipos de barrio, equipos de chicos y chicas de 10, 11, 12 años. La competitividad es máxima y muchas veces eso no es bueno. Para ganar hay que aprender a perder, como primera norma.

Las selecciones juveniles de Argentina son de las más importantes del mundo. Campeones en casi todas las categorías, el tándem PékermanTocalli hizo que Argentina fuese referencia en el mundo. Maradona salió campeón del mundo sub-20, Messi también. Salir campeón del mundo en selecciones inferiores no te garantiza el éxito con la absoluta, pero sí te garantiza que los jugadores lleguen con la suficiente experiencia para poder conseguir grandes sucesos.

En la actualidad, Argentina sigue con restricciones debido a la pandemia del coronavirus. Pese a eso, la cúpula del fútbol formativo de AFA atendió a AS. Fabián Lovato, Secretario de Selecciones Juveniles, es parte de la dirigencia. De la parte deportiva se encargan Bernardo Romeo como Coordinador General y los entrenadores: ‘BochaBatista de la sub-20/23, Pablo Aimar de la sub-17 y Diego Placente de la sub-15. Todos ellos, vestidos con la indumentaria de la selección hasta en la videollamada, explican cómo trabaja el ‘Laboratorio Juvenil en la AFA’.

Sentimiento de pertenencia

La charla comienza con una de las cosas más importantes para los técnicos de las inferiores: el sentido de pertenencia. Todos coinciden, tratan de transmitir lo mismo que ellos vivieron como futbolistas juveniles. El sentido de pertenencia es algo muy lindo y es algo que hay que llevar a la práctica. Batista añade: “No solo el sentido de pertenencia, hay que incidir en la importancia de llegar al predio (Ezeiza, lugar de entrenamiento de la selección), y poder estar entrenando y compartiendo ese lugar que es para privilegiados”. Placente, que entrena a los más pequeños, complementa: “Queremos que los chicos que se den cuenta de todos. Llegan y tienen todo, los vestuarios, las canchas, las pelotas, todo primer nivel y eso les tiene que dar ilusión por estar, hay mucha competencia. Escuchar el himno por primera vez es muy emocionante”. Aimar se encarga de entrenar a la sub-17 además de dar una mano con la absoluta de Scaloni y agrega una cosa muy importante en el aspecto externo: “Argentina es un país futbolero, todos nosotros quisimos ser uno de los que cantaban el himno en el ’86, ’90 y los que vimos por televisión en todos esos mundiales… hoy nos dan una mano muy grande los que están en la Mayor. Que los chicos vean que dejan todo por venir nos facilita mucho el trabajo a los de las inferiores. A veces puedes compartir entrenamiento con los de la Selección Mayor”.

El trabajo de coordinación

Pero para llegar a este sentido de pertenencia, hay un camino. Romeo, ex jugador y goleador de clubes como San Lorenzo es el Coordinador General y se encarga de todas las inferiores. “AFA había trabajado hace un tiempo muy bien con las juveniles, yo estoy desde enero y ya se han visto resultados, no solo deportivos, sino también en cuanto al crecimiento de los chicos y las enseñanzas. Yo articulo todas las áreas y doy una mano también en el fútbol femenino. Argentina siempre tiene que estar a un buen nivel, siempre tiene exigencias. Lo importante es que el día de mañana sea Scaloni o el técnico que le toque estar en la mayor, pueda elegir jugadores que estuvieron mucho tiempo en las juveniles”.

Diálogos entre los entrenadores

En la parte deportiva, el diálogo es diario entre los técnicos. Batista así lo atestigua: “Lo principal para tener éxitos en estos procesos es el diálogo, charlar, ver jugadores, debatir… pero no hay un lineamiento claro en cuanto a los sistemas, lo importante es buscar jugadores que el día de mañana puedan servir a la Mayor, no solo en lo futbolístico sino también desde lo extra futbolístico, para ponerte esta camiseta tenés que ser un todo, adentro y afuera de la cancha, ahí no negociamos”. Placente incide que cuando son más chicos la parte táctica no importa tanto como cuando son grandes, pero sí que importa el ser protagonista porque “Argentina es un equipo grande y tiene que ser protagonista siempre”. Aimar reafirma esta situación: “Ser Argentina te elimina la ‘estrategia’, lo bueno de estar en una selección grande es que lo que buscamos todas las selecciones es proponer y ser protagonistas, ser el equipo que manda en el partido, después puede pasar o no, pero Argentina ataque, propone”.

Argentina y un proyecto a nivel global

Argentina tiene muchos jugadores jóvenes viviendo en el extranjero. Las grandes crisis económicas del país hicieron que muchas familias emigren a otros países, por lo que hay muchos jugadores potencialmente seleccionables. Ante eso, Argentina tiene una estrategia y Romeo la explica así: “Hay un proyecto interesante a futuro para realizar, hay muchos jugadores en el exterior, en Sudamérica, en Euorpa… siempre estamos buscando información con la gente que está en estos países. El contacto está, pero hay que seguir trabajando el sistema de captación, aparecen muchos jugadores y a veces no tenemos tiempo, pero queremos realizar un proyecto interesante, ojalá se pueda realizar. Hay casos de jugadores como Luka Romero, que aparece muy joven, ojalá lo podamos desarrollar, pero Argentina tiene que tener un scouting mucho más importante que lo vamos a buscar y está la idea para el futuro”.

Además, la idea de tener un lugar de entrenamiento en Europa para la Mayor y juveniles siempre estuvo. Fabián Lovato como dirigente explica esta situación: “Hubo una intención en su momento que la llevó adelante el presidente Tapia (se hablaba de Marbella). A pesar de que la zona era buena, no era muy adaptable para que todos pudieran llegar con comodidad, creo que en un futuro puede llegar a plasmarse eso pero en otro tipo de encuentro que sea más accesible, también para los juveniles, porque estos jugadores en el extranjero pueden entrenar ahí con nuestros entrenadores”.

El caso de Luka Romero

El caso de Luka Romero retumbó en todo el mundo. Debut más joven en la historia de la liga española. Ante esa situación, Aimar es claro: “Acá se le ayuda un montón. Él tiene que estar tranquilo. Vino, entrenó, fue a un Sudamericano sub-15 y obviamente es tenido en cuenta para lo que viene… pero si en cada noticia sale su nombre… hay que actuar con tranquilidad, ojalá siga viniendo y disfrutando de la Selección Argentina. Es un momento en que todo tiene que ser con muchísima calma”.

Los Juegos Olímpicos

Una de las competencias más importantes para las selecciones juveniles son los Juegos Olímpicos. Argentina venía con buenas sensaciones tras realizar un gran preolímpico y Batista estaba muy contento con el grupo: “Teníamos muchas ganas de que llegue la competencia, hay una camada de jugadores en esta categoría muy buena y los JJOO son un evento muy importante. Se atrasa un año y en fútbol, un año es mucho. Tendremos que esperar y planificar”.

Jugadores como Messi, Riquelme, Kily González, Ayala fueron parte y consiguieron ganar los Juegos Olímpicos siendo uno de los tres mayores permitidos. La experiencia vivida es muy importante para ellos, pero Batista tiene clara sus ideas en cuanto a esto: “Yo en la lista preliminar preferí no poner mayores. A veces dar nombres y las especulaciones son difíciles. Nosotros estamos atrás de un proceso, con el objetivo de la selección Mayor. Y yo, en ese momento, con el cuerpo técnico, pensamos que qué mejor que estos jugadores tengan esos minutos y esa experiencia en un torneo tan importante como los Juegos Olímpicos y en esa lista eran todos menores de 23 años. Es el proceso y la idea que tenemos todos como grupo. No significa que no llevar un mayor es malo, le daría jerarquía al grupo, pero acá consideré que hay una gran cantidad de jugadores de esa edad que son buenos y pueden estar a la altura de las circunstancias”.