ALEMANIA

Algo pasa con Palacios

El ex River no acaba de aparecer en el Bayer Leverkusen, uno de los equipos más en forma de Europa. Contra el Monchengladbach no estuvo ni en el banco.

Algo pasa con Palacios

Exequiel Palacios llegó a Alemania el pasado mes de enero con la etiqueta de uno de los grandes talentos de Sudamérica. Después del interés de Real Madrid o Valencia entre otros, fue el Bayer Leverkusen quien lo convenció con un proyecto deportivo ilusionante y posibilidades de ser importante. Sin embargo, la adaptación está costando más de los esperado.

El ex River no acaba de encontrar su sitio en los planes de su entrenador, Peter Bosz. Apenas ha disputado 267 minutos de 1080 posibles. No llega al 25%, y están repartidos en apenas cuatro partidos: uno de copa y tres de liga. Todos ellos antes de la pandemia. La situación no está siendo fácil con la reanudación de la Superliga. Palacios fue suplente en el primer duelo ante el Werder Bremen y no estuvo ni en el banco en la victoria contra el Borussia Monchengladbach.

Sorprende aún más teniendo en cuenta la apuesta que hizo el Leverkusen con él gastándose 17 millones para traerlo. Tampoco parece una cuestión de edad, teniendo en cuenta que varios jóvenes como Havertz, Diaby o Tapsoba, tienen un papel protagonista.

El gran problema de Palacios es que su posición está bien cubierta. El triángulo que forman Bender, Aránguiz y Demirbay es inamovible para Bosz. Además, cuando ha jugado lo ha hecho en el doble pivote, una posición menos habitual para Exequiel. Por si fuera poco, no es un entrenador que apueste demasiado por la rotación, complicando la situación aún más.

Una situación complicada para un jugador que era fijo para Marcelo Gallardo y que está viviendo sus primeros meses en Europa. Sin embargo, por talento y capacidad, tiene tiempo de sobra para triunfar.