CORONAVIRUS ARGENTINA

Impuesto a las grandes riquezas: a quién le afecta y qué se hará con el dinero

En medio de la crisis económica generada por el Coronavirus, el borrador del proyecto ya está listo. Aquí quiénes serán los que pagarán el gravamen y dónde será destinado.

Impuesto a las grandes riquezas: a quién le afecta y qué se hará con el dinero

Tras idas y vueltas, el Congreso Nacional volvió a sesionar. Y se viene un gran debate: el impuesto a las grandes riquezas, que cuenta con una gran aprobación en medio de una pandemia que generó una crisis económica que golpea a las PyMEs y a los sectores más desfavorecidos. 

El proyecto, que entrará a fin de esta semana o principios de la próxima, tiene un carácter de emergencia y por única vez, un tributo que se aplicará en todo el territorio de la Nación tomando como base del cálculo los Bienes Personales resultantes al 31 de marzo de 2020. 

Claves del proyecto:

Las personas físicas y sucesiones cuyos bienes valuados al impuesto a las Ganancias, con actualización al 31 de diciembre pasado, sea igual o superior a los 200 millones de pesos.

El impuesto se determinará una base imponible que corresponderá según el monto declarado de manera legal (bienes declarados al 31 de marzo) con los siguientes criterios:

  • Desde $200.000.000 a $400.000.000 inclusive, deberán abonar una tasa del 2%
  • Desde $400.000.000 hasta $3.000.000.000 inclusive, abonarán una tasa del 2,5%
  • Finalmente, desde $3.000.000.000 en adelante, una tasa del 3,5%.

Con todo recaudado, se destinará en orden de prioridad a los siguientes ítems:

  1. Compra y elaboración de equipo médico, elementos de protección, medicamentos y todo insumo crítico para la prevención, asistencia sanitaria y ayuda vinculada a la pandemia de Coronavirus.
  2. Reforzar los recursos a personas que hayan perdido o disminuido gravemente sus ingresos por la crisis económica ocasionada por la pandemia, con el fin de mejorar su situación social y activar el consumo.
  3. Subsidiar a las micro, pequeñas y medianas empresas, las más castigadas por la caída económica generada por la pandemia, para poder sostener el empleo y el sueldo de los trabajadores.