Conmovedor: el relato de Mina Bonino sobre el parto de su hijo junto a Fede Valverde

La periodista argentina contó cómo fue su trabajo de 14 horas para dar a luz a Benicio. "Todo el dolor valió la pena", dijo la mamá.

Conmovedor: el relato de Mina Bonino sobre el parto de su hijo junto a Fede Valverde
@minabonino

Mina Bonino y Federico Valverde se convirtieron en padres por primera vez el 20 de febrero. Benicio nació a las 0.02 de la madrugada en una clínica de la capital de España e inundó de amor y felicidad a la periodista argentina y al futbolista de Real Madrid.

Pero no todo fue "color de rosa" y Mina quiso compartir su experiencia para dejar de romantizar el trabajo de parto y por todas "las mujeres embarazadas que me escriben" y que se hacen preguntas acerca de lo que les tocará atravesar.

"Después de 14 horas de parto, con las últimas tres muy difíciles, estoy convencida que uno saca fuerzas de donde no tiene cuando trae un hijo al mundo, y todo el dolor valió la pena", resumió la flamante mamá un ratito después del nacimiento de Beni. Horas más tarde, con el pequeño descansando y el futbolista uruguayo a su lado, la argentina comenzó a relatar lo que fueron sus 14 horas de trabajo de parto.

"El lunes comencé con mucho dolor de panza, seguido a una diarrea que pocas veces tuvo. Esperamos hasta el miércoles para ver si calmaba el dolor y sino hacíamos una inducción. El miércoles ingresé a las 10 am en el hospital con 3cm y, al pasar los 5cm pedí la epidural", comenzó relatando la joven y detalló: "Ya de 8cm mi matrona veía que Beni parecía querer meterse por en canal, pero no lograba encajarse. Y ahí pasó lo que todas tememos que pase: la epidural dejó de funcionar, sin conseguir que los tres pinchazos siguientes tuvieran efecto alguno". Las opciones para ella eran atravesar el parto sin anestesia o ir a cesárea con anestesia total. "Les juro que se me cayó el mundo cuando imaginé no tener ese contacto piel a piel", contó.

Finalmente, la argentina eligió la vía más dolorosa, pero aquella que le "dictó el corazón" y con la que sus médicos estuvieron de acuerdo. "Pujé, no sé con qué fuerzas, pero seguí hasta que pasó y conseguí verlo, conseguí ver que mi hijo estaba bien pese al dolor, que mi hijo lloraba y respiraba por si solo y era todo gratificante", escribió. Conmovedor.