INDEPENDIENTE 0 - GIMNASIA LP 1

Gimnasia festejó sobre la hora en un concierto de errores

Fue 1-0 en Avellaneda para la visita, con gol de Eric Ramírez, Independiente sigue hundido en la tabla y el Lobo empieza a soñar con la salvación.

Gimnasia festejó sobre la hora en un concierto de errores

En una noche con un partido de fútbol donde ambos no merecieron los tres puntos, sobre la hora Gimnasia se llevó los tres puntos gracias a un remate de Eric Ramírez para la victoria agónica del Lobo. Independiente solo ganó uno de sus últimos 8 compromisos por Superliga, Tras la emoción por el sentido y emocionante homenaje de Independiente al técnico del Lobo, con la presencia de la gloria Ricardo Enrique Bochini con él, hubo un partido de fútbol, con un concierto de erorres y que mostraba el momento en el que llegaban ambos.

Gimnasia se aprovechaba de los fallos del fondo de Independiente, para ser más peligroso que el local. Matías Pérez García tuvo dos chances inmejorables, primero con un mano a mano, pero su remate picado sobre Campaña se fue al lado del palo, y otra unos diez minutos más tarde con un cabezazo solito en el segundo palo, solo tenía que acertar al arco pero se fue afuera.

El Lobo era mejor, parándose de contragolpe, tuvo las mejores situaciones y era quien jugaba mejor en la noche de Avellaneda, donde Independiente era un manojo de errores e invitaba a la visita a dañar a Campaña. Pero ya con el correr de los minutos, Independiente monopolizó la pelota y minimizó los errores, para que pase a ser un monólogo del Rojo, pero sin profundidad para que hayan jugadas netas de gol de cara al arquero Broun.

En el segundo tiempo, Gimnasia tuvo más la pelota y los contragolpes los tuvo Independiente. Pero el Rojo no podía acertar el último pase o tomar mejores decisiones en los últimos 20 metros. Roa no podía acertar los pases a Cecilio Domínguez o a Silvio Romero, quienes trataban de aprovechar los espacios vacíos que dejaba el Lobo.

Y sobre la hora, en un contragolpe, la tomó Ramírez, su remate se desvía en Sánchez Miño y la pelota tomó un efecto que se fue por encima de Campaña y generó la victoria de Gimnasia, sobre la hora. No hubo tiempo para más, y el Lobo se va con algún argumento para creer que la salvación pueda ser posible. Independiente, otra vez juega mal y cada vez más hundido, vuelve a caer en su cancha entre insultos a la comisión directiva y silbidos a sus jugadores.

Ahora el Rojo deberá pensar en Fortaleza el próximo jueves por la vuelta de la primera ronda de la Copa Sudamericana, mientras que Gimnasia recibirá a Atlético Tucumán.