SUPERLIGA

Mateo Retegui, jugador de Boca e hincha de River, decide la Superliga

El delantero de Estudiantes, cedido por Boca, es hincha confeso de River y este domingo quiere frenar al Millonario en su lucha por la Superliga.

Mateo Retegui, jugador de Boca e hincha de River

Mateo Retegui lleva los colores de River escritos en su partida de nacimiento. El joven delantero, que la está rompiendo en Estudiantes, es hijo de Carlos Retegui, uno de los nombres propios del hockey argentino e hincha confeso del Millonario. Mateo se crió en un ambiente riverplatense donde el amor por el fútbol y el hockey se intercalaban en el día a día de la familia Retegui.

Jugó en las categorías inferiores de River hasta que en la novena quedó libre y decidió probar con el hockey, llegando incluso a estar a las órdenes de su padre en las juveniles de Argentina. Finalmente tuvo que elegir entre la pelota o el palo y se decantó por lo primero. Ahí fue cuando Boca llamó a su puerta tras los buenos reportes de su etapa en su acérrimo rival y Mateo se integró en las filas del Xeneize. 

Comenzó desempeñándose como volante, pero con la llegada de Claudio Vivas al club, explotó su talento como delantero centro. Sus actuaciones destacadas le hicieron ganarse un lugar en la Reserva, dirigida por Ronaldo Schiavi y poco a poco iba llamando la atención de Guillermo Barros Schelotto, entonces técnico de Boca, que lo llevó a debutar en Primera. Fue incluido en varias concentraciones del plantel sin éxito, hasta que en 2018 el Mellizo le dio la oportunidad de reemplazar a Carlos Tevez en un partido ante Patronato en La  Bombonera.

La derrota en la final de la Copa Libertadores en Madrid ante River sentenció a Barros Schelotto, que abandonó La Ribera para dar paso a Gustavo Alfaro. Retegui no entró en los planes del nuevo entrenador del Xeneize y se fue cedido a Estudiantes. 

En el Pincha ha sido donde Mateo Retegui se ha forjado un nombre. A pesar de que en su primer semestre en La Plata apenas jugó tres partidos, Milito le dio confianza tras su llegada y se ha convertido en una pieza clave para el exjugador del Barça. Ha jugado 15 partidos en esta Superliga (6 de titular y 9 como suplente) y es el máximo goleador del equipo con 4 anotaciones, entre las que destacan la del Clásico ante Gimnasia y en la pasada fecha contra Defensa y Justicia. De hecho, su entrada contra el Halcón cambió la cara del equipo y Estudiantes se quedó cerca de lograr el empate, demostrando que tiene que ser titular sí o sí.

El próximo domingo, el Pincha recibe la visita de River y Retegui puede ser el que frene al equipo de sus amores en la lucha por el título y le haga un favor a Boca, club al que pertenece. Un tropiezo de los de Gallardo en La Plata, que son líderes en solitario con tres puntos de ventaja sobre el Xeneize, ajustaría más el mano a mano que mantienen ambos equipos por el triunfo final y pondría aún más emocionante el final de la Superliga.