RACING

Racing no despega con Beccacece

En el estreno oficial del nuevo técnico de la Academia, el equipo ofreció una imagen pobre ante Atlético Tucumán. A Beccacece se le acumulan los problemas desde el principio.

Racing no despega con Beccacece

Racing no despega. Actuación muy gris de la Academia ante Atlético Tucumán en el primer partido oficial de la 'era Beccacece', que dejó patente que el extécnico de Defensa y Justicia e Independiente tiene mucho trabajo por delante. El nuevo DT del club tomó decisiones desacertadas en su primera presentación ante su afición en el Cilindro, los nuevos fichajes no estuvieron a la altura y los habituales mostraron un nivel por debajo de lo habitual y sólo Mauricio Martínez tiró del equipo en la visita del Decano a Avellaneda.

Coudet dejó un grupo que había sido campeón de la Superliga y del Trofeo de Campeones, pero en el último semestre de 2019, Racing había experimentado un notorio bajón de nivel. Juego gris, los pilares del plantel no rendían de forma adecuada... La Academia terminaba el año con muchas dudas. La victoria ante Tigre para lograr el Trofeo de Campeones fue simplemente un parche para tapar las carencias de un equipo que necesita volver a recuperar esa identidad luchadora que le caracterizó la pasada temporada. 

La marcha del Chacho dejó un vacío enorme en Avellaneda, pero la llegada de Beccacece volvía a llenar de ilusión a una hinchada acostumbrada a los altos y bajos que ha experimentado siempre el club. Pese a su mala experiencia en Independiente, su gran trabajo en Defensa y Justicia le avala y ahora sólo necesita tiempo para poder implantar sus ideas en Racing. El que fue ayudante de Sampaoli en la selección argentina ya ha tomado sus primeras decisiones de peso como técnico académico, algunas más satisfactorias que otras.

Juego pobre y errores en ataque

El juego del equipo con Beccacece al mando sigue sin decir nada. Es plano, gris, lento. Frente a Atlético Tucumán, Racing comenzó con un 4-3-3 sobre la cancha, con Lisandro López ocupando la punta de ataque, que varió a un 5-3-2 en el segundo tiempo, agravando los problemas de los laterales. El centro del campo formado por Miranda, Matías Rojas y Banega no funciona (a pesar de los buenos movimientos del jugador de la Reserva) y la actuación del paraguayo fue especialmente decepcionante ayer. El ex del Halcón no ha conseguido ser el mismo jugador desequilibrante que brillaba en Florencio Varela y le falta jerarquía para iniciar las jugadas.

Barbona y Fértoli apenas entraron en contacto con la pelota y Licha López estaba muy solo, situación que no mejoró con la entrada de Cristaldo y el pibe de la Reserva, Carlos Alcaraz, que hizo su debut con la Academia e intentó aprovechar al máximo los minutos que tuvo. Por ello, las decisiones de dejar fuera del partido a Reniero, que venía realizando buenas actuaciones, y no sacar a Cvitanich, que podría poner rumbo a Vélez en los próximos días, no fueron las mejores.

Tiago Banega y Mauricio Martínez, las notas positivas

Uno de los aciertos de Beccacece en sus primeros días al frente de la Academia ha sido la inclusión de Tiago Banega en las convocatorias. El joven volante de la Reserva, que ya había jugado en pretemporada frente a Atlético Paranaense dejando detalles de calidad, debutó de forma oficial con la camiseta de Racing y fue uno de los mejores de la Academia. Mostró mucha actitud, pidiendo la pelota en todo momento y buscando espacios.

Pero si ayer hubo un hombre destacado en el Cilindro fue Mauricio Martínez. El central marcó el gol de Racing y estuvo muy seguro atrás, además de aportar buena salida de fondo y ser importante en el juego aéreo. 'Caramelo' va encontrando poco a poco su lugar en el equipo y reclama más minutos a base de buen trabajo.

El canterano y Martínez son las únicas notas positivas de un gris Racing que sigue en busca de un lateral derecho y un extremo que completen el plantel. Beccacece tiene mucho que hacer en Avellaneda si no quiere seguir perdiendo puntos en Superliga y si quiere realizar una buena actuación en la próxima Copa Libertadores, a la que regresa después de un año de ausencia.