BOCA JUNIORS

El 1x1 de Boca en el semestre: ciclos cumplidos y figuras

Hacemos un repaso uno por uno a los mejores y peores jugadores del último semestre en Boca. Algunos nombres propios pueden estar viviendo sus últimos días en el club.

El 1x1 de Boca en el semestre: ciclos cumplidos y figuras
ALEJANDRO PAGNI AFP

Esteban Andrada. El mejor de Boca en el último semestre. Estuvo a un nivel altísimo y el llamado a la Selección así lo refrendó. Salvó a Boca en muchas ocasiones y ya es buscado desde Europa. El primer objetivo de Riquelme debe ser convencerlo de que tiene que quedarse en Boca.

Marcos Díaz. Llegó de Huracán como suplente de garantías pero no tuvo muchas chances de jugar por la gran actuación de Andrada. Fue una de las caras de la derrota contra Almagro por penales. Ciclo cumplido, Roffo debería ser sus sustituto en la suplencia.

Goltz. Jugó pocos partidos, estuvo lesionado mucho tiempo y no dio la talla en los momentos en cancha. Otro de los que cumplen ciclo en el Xeneize.

Junior Alonso. Puede jugar de lateral o de central y tiene buena salida de pelota. La llegada de López lo relegó pero es un suplente de garantías. Le costó la adaptación pero es un jugador que puede ser útil en la rotación.

Fabra. El colombiano no contó mucho para Alfaro y eso le costó en la recuperación de su nivel. Inexplicable la titularidad de Mas por sobre él. El colombiano es el mejor '3' que tiene Boca y debería recuperar su nivel.

Izquierdoz. Empezó mal pero subió el nivel en los últimos meses, siendo uno de los mejores del equipo. El Cali se hizo con la cinta en ausencia de Tevez y dio la talla cuando había que darla. Tiene que mejorar cosas pero su nivel fue bueno.

Lisandro López. Una de las mejores incorporaciones de los últimos años. Empezó muy bien en Boca pero en algunos momentos su nivel bajó un poco. Si las lesiones lo respetan será referente y capitán. 

Weigandt. El lateral de las inferiores le ganó el lugar a Buffarini en muchos tramos del semestre. Le falta mucho todavía pero hay tiempo para pulir sus cualidades. Mejor defensor que atacante, va bien por arriba.

Mas. El lateral ex San Lorenzo no hizo un buen semestre. Fallos infantiles en muchos partidos, aportó poco y nada en ataque, mostrándose débil en defensa en muchas ocasiones. Ciclo cumplido, Boca necesita otro lateral izquierdo.

Buffarini. La lesión lo lastró y perdió el lugar con el juvenil Weigandt. Tiene buenas condiciones pero la toma de decisiones lo lastra. Puede seguir en Boca o irse. Si se queda, tendrá que subir mucho el nivel. En Boca ya buscan sustituto.

Kevin Mac Allister. Presencia testimonial para el ex Argentinos Juniors. Ciclo cumplido antes de empezar.

Salvio. Puede ser una de las mejores incorporaciones pero las lesiones en momentos clave hacen que lo lastren y Boca note su ausencia. Si está bien, será uno de los mejores del fútbol argentino. En este semestre no dio lo que se esperaba de él.

De Rossi. Llegó de la mano de Burdisso y Alfaro no lo puso con asiduidad. El romano quiere otra chance. Jugó pocos partidos y una lesión lo dejó afuera algunas semanas. Necesita otra chance.

Marcone. Llegó para ser uno de los mejores de Boca pero no dio el nivel. No solo basta con defender en este club, hay que ser protagonista. Su débil primer pase entre líneas hace que el equipo salga. Además, le gusta mucho la comodidad de quedarse entre centrales. Empezó muy bien pero fue a peor. ¿Ciclo cumplido? En México interesa y tiene buen cartel.

Almendra. Llegó del Mundial Sub-20 y no encontró lugar. Además, una lesión lo dejó afuera muchas semanas. Alfaro intentó darle lugar pero no le dio continuidad y el pibe lo notó. Su entorno lo quiere en Europa. Él todavía puede explotar. 

A. Mac Allister. De más a menos, llegó y revolucionó Boca en ataque, algo que necesitaba. Canchero, con gambeta y buen tiro, empezó muy bien pero después se desinfló. Nunca jugó en su posición ideal y eso se nota.

Capaldo. La gran noticia del Boca de Alfaro. Nobleza obliga, todo mérito del entrenador saliente. Le encontró lugar y el pibe respondió. En el top 5 de Boca en el semestre.

Campuzano. Presencia testimonial, el colombiano no tuvo lugar tras la ida de su compatriota Barrios. También estuvo lesionado pero nunca hizo pie para Alfaro.

Reynoso. La eterna promesa. Figura en muchos partidos de Boca contra rivales inferiores, jugó algún buen partido en Libertadores, pero no alcanza. Tiene que ser más regular y hoy en día no lo es. Riquelme puede darle otra oportunidad. Quizá la última.

Villa. No jugó ni de volante ni de delantero, al principio estaba fuera del equipo y después Alfaro lo puso titular. Su nivel es intermitente, incluso dentro de los partidos. Puede ser una gran venta. 

Obando. Tuvo minutos y mostró buenas cualidades. Aprobó en los partidos que jugó pero todavía puede dar más. Proyecto viable.

Tevez. Flojo nivel de Carlitos. El que debía ser el emblema y bandera no lo fue, por mérito suyo pero también del técnico, que se llenó la boca de palabras que no cumplió. Las palabras del capitán hacen pensar en otro año llevando la cinta.

Zárate. Nunca encontró su lugar en el equipo, jugó enojado y queriendo hacer el segundo gol antes que el primero. No se sintió cómodo y Alfaro no supo generar su espacio. Él quiere seguir, habrá que ver qué quiere el técnico.

Hurtado. Llegó como una promesa y así seguirá. No pudo venir a reemplazar a Benedetto porque ese no era su trabajo. Le falta tiempo y confianza. Veremos qué tienen preparado para él.

Soldano. Siempre lo perseguirá el hecho de haber sido el '8' de Alfaro en el Monumental. No tuvo suerte de cara al gol pero tampoco jugó mucho. 

Ábila. A pesar de su gran promedio goleador, siempre fue discutido por el hincha. Las lesiones, sus enojos y su falta de acierto en momentos cumbre, claves. Uno de los jugadores que puede tener el ciclo finalizado en Boca.