GIMNASIA 2-1 CENTRAL CÓRDOBA

Gimnasia se dio el gran gusto de ganar en el Bosque

El Gimnasia y Esgrima La Plata de Diego Armando Maradona quebró hoy su maleficio en el Bosque y se lo dio vuelta 2-1 a Central Córdoba de Santiago del Estero.

Gimnasia se dio el gran gusto de ganar en el Bosque

El Gimnasia y Esgrima La Plata de Diego Armando Maradona quebró hoy su maleficio en el Bosque y se lo dio vuelta 2-1 a Central Córdoba de Santiago del Estero para terminar el año en alza y mantener su ilusión de salvación, en la continuidad de la decimosexta fecha de la Superliga.

Con un doblete de Nicolás Contín, y un gran nivel de José Paradela, el Lobo levantó en el segundo tiempo y revirtió un partido que había comenzado desfavorable.

Los santiagueños habían golpeado de entrada por Joao Rodríguez y luego se desdibujaron. El viernes, el Ferroviaria afrontará ante River Plate la final de la Copa Argentina.

Central Córdoba sorprendió con su postura en el arranque y llegó al gol a los 12 minutos, debido a una pelota que tomó de primera Rodríguez, tras cesión de Alzugaray. Gimnasia se desesperó y el fervor de sus hinchas le jugó en contra a un equipo que jugó un flojo primer tiempo.

Gimnasia tuvo un mejor cierre y a los 40, Tijanovich desbordó por izquierda y cabeceó Ramírez en el centro para que el arquero Rodríguez se luzca al enviar la pelota al córner.

El Lobo salió con enjundia en el complemento y creció por izquierda con las trepadas de Tijanovich. En 6 minutos, el volante tiró un preciso centro y, ante un estático Cavallotti, apareció la cabeza de Contín para conseguir el 1-1.

El local siguió con su dominio y el arquero Cavallotti se erigió como la gran figura para evitar una y otra vez la segunda caída de su equipo, como ocurrió con un tiro libre de Mussis que sacó el guardavalla con su pierna derecha.

Finalmente, el segundo del Lobo llegó en 31, con una gran jugada por izquierda de Paradela, centro al medio y definición en dos oportunidades de Contín para el 2-1.

Gimnasia dominó en los minutos finales y celebró a lo grande y a pura emoción un triunfo que le deja buenas sensaciones para la segunda parte de la temporada, en su lucha por la permanencia.