SUPERLIGA

Maradona volvió a Newell's y dirigió sentado en un trono

Diego visitó el Estadio Marcelo Bielsa y la gente de La Lepra lo esperó con todo el color y el calor, hasta le dieron ¡un sillón para ver el partido!

Desde que asumió como entrenador de Gimnasia, lo que significó su vuelta al fútbol argentino, todos los equipos de la Superliga recibieron a Diego Maradona como un verdadero ídolo. Sin embargo en Newell's superaron todo lo visto anteriormente.

Ya había sido una fiesta el recibimiento al Diez en el hotel en Rosario, un día antes del partido entre el Lobo y La Lepra. Pero en el día del encuentro, todo fue agasajo para el astro argentino. Durante el día le hicieron llegar al entrenador varios presentes de parte de la dirigencia y de hinchas que le acercaron una camiseta encuadrada en honor a la Tota, mamá del 10, y una cuadro de él cuando vestía la camiseta rojinegra.

Después, una vez adentro de la cancha, el amor incondicional de los hinchas que explotaron el Marcelo Bielsa y que desplegaron en las tribunas banderas y camisetas en honor al ex futbolista que volvió al Coloso.

Como si fuera poco, la dirigencia preparó ¡un sillón especial para que Diego vea el partido! El asiento, con un respaldo bien alto para que el DT esté bien cómodo, fue autografiado por el propio Maradona, a quien se lo notó muy a gusto con la sorpresa.

También hubo dos abrazos muy emotivos: uno con Maxi Rodríguez, capitán del actual equipo de Newell's que lució una cinta con la imagen del Diez y otro con Ricardo Giusti, que fue campeón del Mundo en el '86 junto a Diego.