Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Palmeiras Palmeiras PAL

-

Liga Uruguaya - Clausura
Rampla Juniors Rampla Juniors RAM

-

Montevideo Wanderers FC Montevideo Wanderers FC MOW

-

Club Atlético Juventud Club Atlético Juventud JUV

-

Liverpool F.C Liverpool F.C LIV

-

Club River Plate Club River Plate RIV

-

Cerro Largo Cerro Largo CEL

-

Defensor Sporting Defensor Sporting DEF

-

Racing de Montevideo Racing de Montevideo RAM

-

Peñarol Peñarol PÑL

-

Boston River Boston River BRI

-

Premier League

Boca vuelve a sus orígenes: 4-3-1-2 para ser líder

Gustavo Alfaro apostó por un viejo esquema que le dio muchas alegrías al club durante la época del Virrey Bianchi. ¿Lo mantendrá en los próximos juegos?

Boca vuelve a sus orígenes: 4-3-1-2 para ser líder

Cuando a los hinchas de Boca le nombran el 4-3-1-2 se les ilumina la cara. Es que la línea de cuatro defensores, cuatro mediocampistas, un enlace suelto y dos puntas hace que los fanáticos del Xeneize viajen automáticamente a tiempos de gloria, cuando Carlos Bianchi estaba sentado en el banco de suplentes dirigiendo la orquesta.

Gustavo Alfaro tiene algunas pequeñas cosas del Virrey, aunque todavía no logró ni un cuarto de lo que ganó el entrenador más exitoso de la historia de Boca durante su paso por la Ribera. Pero su tranquilidad al hablar, la manera de plantear algunos partidos, la fortaleza que va consiguiendo su defensa, entre otras cosas, llena de ilusión a los fanáticos que acompañan al equipo pese a las frustraciones de los últimos años.

Ante Estudiantes, Lechuga optó por un equipo un tanto más ofensivo que en el Superclásico del 1° de septiembre y colocó el esquema preferido de Bianchi en su primera etapa: Marcone fue el volante tapón, Capaldo se movió por derecha, Reynoso por izquierda y Alexis fue el enganche. ¿Arriba? Villa por afuera y Soldano bien de 9.

La táctica predilecta de Bianchi le dio resultado a Alfaro, ya que su equipo generó muchísimas situaciones de gol aunque solo concretó una. Quizá este viejo esquema conocido haya llegado para quedarse: ¿saldrá a jugar así ante San Lorenzo? ¿Se animará a probarlo en la ida de semifinales de Copa? Preguntas que se irán contestando a medida que pasen los partidos, pero la primera prueba fue satisfactoria. Boca es puntero invicto, y no es poco...