5 años de Gallardo

Las cinco veces que la moneda cayó del lado de Gallardo

El Muñeco hizo grandes méritos para ser el entrenador más importante en la historia de River. Y en algunos momentos clave, también lo acompañó el destino.

0
Las cinco veces que la moneda cayó del lado de Gallardo
Prensa River Plate

Libertad 1-3 River (Copa Sudamericana 2014)

El Millonario estaba en un gran momento futbolístico, pero fue sorprendido por su rival y se fue al descanso en desventaja 1-0. En el arranque del segundo tiempo, el Gumarelo tuvo la chance de aumentar desde el punto del penal, pero un corte de luz demoró la ejecución y, cuando volvió a funcionar el sistema lumínico, Hernán Rodrígo López falló en su definición. Esa posibilidad desperdiciada por los paraguayos envalentonó a River, que lo dio vuelta con goles de Carlos Sánchez, Sebastián Driussi y Giovanni Simeone. El tanto que marcó aquella noche el actual delantero del Zenit fue el primero suyo en Primera División. En la revancha, los del Muñeco se impusieron 2-0 y liquidaron la serie.

River 1-0 Boca (Copa Sudamericana 2014)

Pocos días antes de la revancha, y después de haber empatado sin goles en La Bombonera, Marcelo Gallardo había optado por poner un equipo alternativo en Avellaneda contra Racing por el Torneo de Transición. Esa decisión le significó perder la punta del campeonato a manos de La Academia, por lo que todos los cañones estaban apuntados al primer Superclásico del ciclo en el plano internacional. Antes del minuto de juego, Boca tuvo una oportunidad de dar un golpe que sería difícil de remontar en el Monumental, pero Marcelo Barovero le tapó el penal a Emmanuel Gigliotti, en uno de los hechos bisagra de esta era de gloria riverplatense. Luego llegó el gol de Leonardo Pisculichi, el festejo en Núñez y la posterior consagración del Millonario en la final contra Atlético Nacional.

Fase de grupos (Copa Libertadores 2015)

Como campeón de la Copa Sudamericana, y por las buenas actuaciones que había mostrado en el semestre anterior, River llegaba a la Libertadores siguiente en posición de candidato. Sin embargo, no pudo ganar ninguno de los primeros cinco partidos en el certamen y estuvo a punto de quedar eliminado. La derrota contra San José de Oruro y los sucesivos empates contra Tigres y Juan Aurich, tanto de visitante como de local, dejaron al equipo del Muñeco al borde del abismo. Pero el punto agónico conseguido en México y el triunfo en la última jornada contra los bolivianos en casa le bastaron para acceder a los octavos de final en una noche frenética, porque los suplentes de Tigres vencieron 5-4 a Juan Aurich en Perú. “Entramos por la ventana, pero ahora nos van a tener que aguantar”, dijo Gallardo. Después vinieron el enfrentamiento con Boca, el episodio del gas pimienta y las series con Cruzeiro, Guaraní y Tigres. El final es conocido: River volvió a ganar la Copa después de 19 años.

River 4-3 Rosario Central (Final Copa Argentina 2016)

Después de un año flaco para el River de Gallardo, el único objetivo que quedaba era la Copa Argentina, con el agregado de que significaba una plaza con la que el Millonario todavía no contaba para la Copa Libertadores del año siguiente. En una final intensa disputada en el Estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba, los del Muñeco tuvieron que trabajar mucho para vencer al duro Rosario Central de Eduardo Coudet. En aquel momento, el DT caminaba por la cornisa, pero a partir de esa victoria logró reinventarse y encarar el año siguiente con mayor tranquilidad.

River 2-0 Boca (Supercopa Argentina 2017)

La Supercopa Argentina 2017 se jugó en marzo de 2018 y River llegaba muy golpeado. Con una importante racha negativa en la Superliga en la que el máximo rival lideraba con comodidad y a pocos meses de haber sufrido una durísima eliminación en las semifinales de la Copa Libertadores contra Lanús, el Superclásico en el que había un título en disputa era el gran objetivo del semestre. El DT otra vez llegaba cuestionado por el desempeño de sus dirigidos. Luego de la victoria en Mendoza, con goles de Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco y una actuación consagratoria de Franco Armani, Gallardo sentenció irónico: “Jugar mal todos estos meses fue parte de la estrategia para ganarle a Boca”.

Gremio 1-2 River (Copa Libertadores 2018)

Si bien la remontada y la consagración en Madrid frente a Boca quedarán en la historia, también habrá una página para el milagro de Porto Alegre. La épica noche lluviosa del Arena do Gremio en la que el Millonario le dio vuelta una serie que parecía sentenciada al campeón vigente de América le dio al equipo de Gallardo el impulso para disputar la final conociendo lo que era reponerse de la adversidad. Aunque todavía faltaba lo más complicado, muchos hinchas de River reconocen que después de la semifinal sintieron que la Copa no se les podía escapar.