Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Liga Chilena
Liga Uruguaya - Clausura
FINALIZADO
Progreso Progreso

2

Danubio Danubio DAN

1

FINALIZADO
Atlético Fénix Atlético Fénix FEN

0

Plaza Colonia Plaza Colonia PCO

2

FINALIZADO
Nacional de Montevideo Nacional de Montevideo NCM

2

Cerro Cerro CER

0

RACING CAMPEÓN

Lisandro 'Licha' López: liderazgo, coraje y corazón

Lisandro 'Licha' López: liderazgo, coraje y corazón

El capitán pone el broche de oro a su carrera con la consecución del título de Superliga con Racing, el equipo de sus amores, donde escribió su nombre en la historia.

Si hay un nombre que destaca sobre el resto en este Racing campeón y que se merecía más que nadie el trofeo, es el de Lisandro López. El Licha, líder absoluto del conjunto del Chacho Coudet, es el máximo goleador de la Superliga con 17 tantos y se ha ganado el cariño de la hinchada demostrando cada día el amor por los colores de la Academia, a base de goles, buen juego y, por encima de todo coraje y corazón.

Desde sus inicios en las categorías inferiores de Racing, Lisandro causó furor en la Academia. Debutó con el primer equipo en 2003 con 20 años. Al año siguiente, Licha ya estaba más que asentado en el plantel y terminó el Torneo Apertura 2004 siendo el máximo goleador del campeonato con 12 tantos. De este modo, el delantero argentino se convertía el primer jugador del club en conseguir este logro desde 1969. En su primera etapa en Racing, Lisandro López marcó un total de 26 goles.

Sus grandes actuaciones en Argentina le valieron para dar el salto a Europa con el que todo jugador sueña. Allí se consolidó como jugador y, a base de goles, enamoró por completo al viejo continente. Quedarán para siempre en la historia las brillantes actuaciones que tuvo con las camisetas del Porto y del Olympique de Lyon.

Después de pasar por el fútbol catarí y de un breve periodo en Brasil, Licha regresa a Racing a finales de 2015, el club que le catapultó al estrellato. Su vuelta a la Academia suscitó muchos comentarios. Muchos creían que por su edad y por llevar varios años fuera del foco internacional, Lisandro López no iba a lograr hacerse un hueco en un equipo que, un año antes, se había proclamado campeón de Argentina con Milito y Cocca a la cabeza.

Pero el regreso al club de sus amores también llenó de ilusión a una hinchada que le había visto crecer como futbolista once años atrás y que había estado muy pendiente de cada uno de sus pasos desde que se fue.

Por si a alguien le quedaban dudas de que todavía le quedaba mucho fútbol en sus botas, al poco de regresar a la Academia, Lisandro anotó un gol que será siempre recordado por todos en el Clásico frente a Independiente. Cuando Racing estaba a punto de dar por perdido el encuentro, apareció Licha para poner el empate con una preciosa chilena que dio la vuelta al mundo.

Parecía que, con el paso de los meses, Lisandro empezaba a erigirse como uno de los jugadores más importantes de Racing, pero no ha sido hasta esta temporada cuando ha terminado de dar un paso al frente y se ha consolidado como el líder absoluto de la Academia.

El conjunto de Avellaneda no contaba con un jugador de su carisma, calidad y coraje desde Diego Milito, y eso que al comienzo de la Superliga de la que Racing acaba de proclamarse campeón, luego de la eliminación a manos River en la Copa Libertadores, la sombra de su marcha ondeaba sobre el Cilindro. Pero la Academia logró darle la vuelta a la situación y se subió al tren del liderato, del que no se ha vuelto a bajar, tras ganar a Rosario Central en la fecha 4.

Si Racing ha ganado este campeonato ha sido, además de otros muchos factores, gracias a Lisandro López. Pero no sólo por sus goles, sino también por su carácter de líder natural, por la capacidad de sofocar las crisis, por su talento a la hora de moverse en el terreno de juego, pero sobre y por encima de todo, por el respeto que le tiene a los colores y a la historia de la Academia. Sólo él sabe si su idilio con Racing continuará unos años más (Licha ya tiene 36) o terminará con este precioso capítulo que acaban de firmar juntos.