GREMIO 1-2 RIVER

"Fue un robo a Gremio"

Periodistas brasileños claman por lo que consideran una injusticia: el gol aparantemente con la mano de Santos Borré en el 1-1. River lo considera involuntaria.

La polémica con el VAR en el Gremio-River fue más allá del penal decisivo a favor del Millonario que Andrés Cunha decretó en el minuto 87. En Gremio están enfadados con la jugada del empate de Santos Borré, minutos antes, porque, supuestamente, el remate del colombiano tocó en la mano antes de introducirse en la portería.

Su remate de cabeza en semifallo toca en el brazo antes de colarse en la portería de Grohe. Nadie lo protestó, pero una vez analizada la imagen todos los periodistas brasileños que siguen la información de Gremio consideran que el gol fue ilegal y que por lo tanto el VAR debió advertir al árbitro para que revisara la jugada.

"Gremio fue robado", dijo un contertulio en el postpartido en SporTV. Fue la postura más drástica de una mesa que coincidió en que pudo haber mano y que por lo tanto el gol debió ser anulado. Lo cierto es que pocos protagonistas del partido repararon en la jugada y que tuvo que ser la televisión, analizando la jugada al detalle, la que advertiese de la polémica.