Paulo Díaz: "Espero jugar algún día en la Premier League"

ENTREVISTA AS

Paulo Díaz: "Espero jugar algún día en la Premier League"

El defensor tuvo un gran cierre de año en San Lorenzo de Argentina y podría emigrar a Europa. "El Manchester City me encanta. Siempre lo seguí", aseguró.
Huracán - San Lorenzo: Superliga Argentina

Paula Díaz disfruta de sus vacaciones en su casa de siempre en la comuna de La Florida, junto a sus padres y hermanos. El polifuncional jugador chileno cerró un excelente año en San Lorenzo de Almagro y, en exclusiva para AS Chile, analizó su presente en el fútbol de Argentina y dejó en claro lo que espera del futuro.

"Siempre he soñado con llegar a jugar en el Real Madrid, pero la liga que más me llama la atención es la liga inglesa. Tiene características parecidas a la de Argentina. Hay muy buenos jugadores, la mayoría de ellos está ahí. Es muy competitiva, cualquier equipo le puede ganar a cualquiera. Como lo que pasó con el Leicester, que salió campeón. Me encanta y espero algún día poder jugar ahí", manifiestó Díaz.

"El Manchester City me encanta. Siempre lo seguí. La hinchada es muy de pecho con los jugadores. Me gusta eso, que se sienta el apoyo de la gente", agregó el zaguero, de 23 años.

-¿Siente que si la va bien en Argentina ya está capacitado para jugar en Europa?
-Creo que sí. La liga argentina es muy competitiva, muy completa. Tiene varias cosas que te dan atributos para llegar a Europa. Hay muchos jugadores argentinos jugando en Europa. Es la mejor enseñanza que te da la liga argentina.

-Su nombre se ha mencionado reiteradamente como fichaje del Inter de Milan. ¿Qué le parece?
-Estoy contento por eso. Creo que me lo gané solo, por lo que hice y por haber peleado hasta el final en los momentos difíciles. Es un orgullo que equipos tan grandes de Europa me estén siguiendo. Si se da, bien; si no se da, bien también. Estoy cómodo en San Lorenzo, pero no es que no quiera ir a jugar afuera.

-¿Quedó conforme por su temporada en San Lorenzo o esperaba más?
-Estoy muy contento por lo que hice, por cómo terminé jugando, por cómo me empezó a querer la gente. Los primeros seis meses no sentía el mismo cariño que siento ahora. Los dirigentes también, mis mismos compañeros, me dan un cariño inmenso, por lo que estoy haciendo.

-Le costó ganarse un lugar en el primer semestre. ¿Cómo fue ese momento?
-Fueron difíciles los primeros meses, me costó muchísimo. Por el tema de salir de mi casa, de alejarme de mis papás, de mi familia. Empezar a andar solo en Buenos Aires, junto a mi novia. Ella fue muy importante para levantarme y mis padres también, que me apoyaron desde lejos. Pude levantarme y terminé siendo una de las figuras de San Lorenzo.

-¿Cuál fue la principal dificultad futbolística que debió afrontar?
-La presión es diferente mucha gente va al fútbol allá, son muy apasionados. Siempre hay arriba de 35 mil personas en los estadios. También el fútbol es más dinámico, más de ida y vuelta. Todos tienen muchas virtudes para contrarrestarte. Es diferente, es muy difícil jugar allá. Pero por lo menos me supe levantar del mal momento. Ahora disfruto del momento que estoy pasando.

-¿En algún momento pensó en regresar?
-Sí, en un momento me replanteé volver. Pero con consejos de mi papá y la ayuda de mi representante también me quise quedar allá, pelearla hasta el final. Sabía que en algún momento se iba dar vuelta la mano de lo que estaba pasando.

-¿Que fue lo más difícil de asumir en la cancha?
-El estar siempre atento a todo. De repente acá en Chile te despreocupabas de la jugada y no pasaba nada, pero allá siempre hay que estar con todos los sentidos puestos en la pelota. Primera llegada que tienen te clavan de una. Por eso es tan competitiva la liga argentina.

-¿Enfrentar a delanteros de jerarquía cada fin de semana lo hace todo muy complejo?
-Claro, todos los equipos tienen virtudes para contrarrestarte y nosotros tenemos que contrarrestarlos a ellos como defensores. Es todo muy competitivo y eso me ha ayudado bastante, sobre todo para que me estén mirando de afuera.

-En Chile usted jugó de lateral, de zaguero y en la contención. ¿También lo hizo en Argentina?
-Sí, la última posición fue la de volante mixto. Fue un cambio de posición en el mismo partido, eso sí. No es fácil ganarse un lugar de central y la verdad es que no sabría decir qué es lo que me falta para hacerlo. Yo me siento capacitado para estar jugando de central, pero eso lo decide le técnico. Siempre digo que el técnico es el que manda y si me dice que me ponga de arquero, lo voy a hacer. Siempre quiero estar entre los 11 titulares.

Bien chileno en Argentina

Paulo Díaz ya armó toda una rutina de vida en Buenos Aires. Reside en la zona de Puerto Madero y aseguró que "ya me adapté. Son entrenamientos en la mañana generalmente, aunque a veces hay en la tarde también. Después, llegar a mi casa, estar con mi novia y mis perros. Salir a pasear por los parques de Puerto Madero. Si no, salir a comer algo afuera. Esa es mi vida en Argentina".

-¿Ha incorporado hábitos argentinos a su vida?

-De repente tomo algún mate, tengo en la casa. Pero muy pocas veces tomo. De repente cuando voy al parque, sacó el mate para tomar allá. Pero más que eso no, no tengo otras costumbres, siempre bien chileno.

-¿Impacta un fútbol de tanta efusividad como el argentino?

-El fútbol es muy apasionado allá, la gente lo vive de otra manera, no como acá en Chile. A mí pasó una anécdota muy desagradable en la cancha de Temperley. Me escupieron, me putearon mucho. Las puteadas están en todos lados, pero estar escupiéndote es muy desgaradable para cualquier jugador.

-¿Lo sorprendió ese episodio?

-Nunca la había vivido, nunca me había escupido mientas jugaba. Me sorprendió, no pensé que iban a llegar a eso. Es en la única cancha que ha pasado. También le pasó después a un técnico, a (Ricardo) Caruso. También le hicieron pasar ese mal momento.

-Al margen del episodio, ¿está feliz con su vida en Argentina?

-Estoy contento. La gente de San Lorenzo me ha hecho muy feliz con el reconocimiento que me han hecho. Les doy las gracias al club y a la gente por darme la oportunidad de estar contento allá.

0 Comentarios

Normas Mostrar