Temas del día Más temas

¡Boom! Paliza histórica de los Rockets a los Spurs de Gasol

SPURS 99 - ROCKETS 126 (0-1)

¡Boom! Paliza histórica de los Rockets a los Spurs de Gasol

Popovich no encontró soluciones y los visitantes pasaron por encima de los locales a base de triples. Ventaja Harden.

Dos velocidades distintas. El primer duelo de las semifinales más esperadas solo tuvo una historia, la que contaban los Houston Rockets (+27 final que pudo ser mucho peor...). Gregg Popovich se volvió loco entre tiempos muertos mirando una y otra vez a un banquillo en el que no encontraba respuestas. James Harden (20+14) lideró una orquesta que no falló una nota en todo el choque. Los triples volaban con facilidad y besaban la red con la misma. Hasta 22 veces acertaron los visitantes en el corazón rival desde la línea de tres puntos (récord de la franquicia en playoffs y con un 44% de acierto). Y eso puede pasar, aunque no pasará siempre. Lo más difícil de solventar son las velocidades. Los Spurs no vieron a los Rockets en todo el partido. Dos cuerpos en cada bloqueo, en cada carrera. Siempre dos pasos por delante. Ventaja James Harden.

Les salió todo a los Rockets, también hay que decirlo (ganaron el rebote, repartieron 11 asistencias más, robaron más balones, anotaron muchos más triples, corrieron más y mejor e incluso ganaron la pintura). La eliminatoria se decidirá en sus días malos... Con Ariza y Ryan Anderson anotando desde el principio (nueve triples para los dos que faltaban contra los Thunder...), Harden se limitó a dirigir sin prisas el cotarro. Sin prisas porque nunca las necesitaron: el plan A de D'Antoni es una pesadilla para cualquier rival, una pesadilla de la que no pudieron despertar los Spurs en 48 minutos...

Kawhi (21+11+6) medio aguantó al equipo unos minutos, pero era un Porche rodeado de Seats contra el ejercito Ferrari. Nunca había visto tan perdido en un partido de baloncesto a LaMarcus Aldridge, que ni defiende, ni anota, ni empuja ni corre. El ex de los Blazers llegó tarde en todos los cambios y lo pagó con los triples de Anderson. Eso estaba en el plan. Lo que no entraba en ninguna quiniela es la pasividad ofensiva y el nulo en ataque contra la defensa del propio Anderson. Decepcionante.

Popovich le gritaba una y otra vez a David Lee, Pau Gasol no fue solución (6+6, superado por Nene) y los exteriores perseguían sombras en defensa y no encontraban el mágico extra pass en ataque. Faltó circulación... Capela (20+14) se lo pasó bomba, Eric Gordon y Lou Williams hicieron su trabajo (24 puntos: profesionales como pocos) y Beverley encendió a las masas (Nene y Dedmon acabaron expulsados).

Como un avión pasaron los Rockets por El Álamo en la noche del lunes. Mil ajustes de Popovich después y algunos triples menos de los Rockets y veremos lo que depara el segundo partido de una eliminatoria en la que Harden ha dado, sin mucho esfuerzo, un primer golpe tremendo: la peor derrota de los Spurs en un Game 1 desde que Popovich está al mando (vía ESPN).

0 Comentarios

Normas Mostrar